DOM 4 OCT (12:30h) VERMUT VIRTUAL: LA REBELDÍA EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Acostumbrados a un mundo donde todo parece una mala copia de sí misma y el hastío se nos cruza constantemente en la garganta con la rabia, es un virus quien ha venido a pararnos los pies y poner en tela de juicio muchos de los paradigmas que creímos nuestros o contra los que incuestionablemente luchábamos. El mundo se paró, brotó un río de incertidumbres y muchxs compañerxs se situaron de pronto en una orilla opuesta surgida del caos. Y la imposibilidad de tocarnos nos ha obligado a la reflexión de manera aislada. La convicción ha dado paso a la perplejidad y el desconcierto.

Por esto, desde el CSA Tres Peces hemos decidido retomar, por ahora de manera virtual, los Vermús Temáticos que iniciamos antes de la pandemia para contribuir desde este espacio de resistencia a la generación de pensamiento y reflexión colectivas. Para repensarnos y plantear los caminos a seguir.

La primera sesión la llamaremos “La rebeldía en tiempos de pandemia”, donde buscamos reflexionar a partir de algunos textos propuestos y contrapuestos, sobre los límites de la obediencia y la consciencia, de la razón y la crítica. El miedo y la confrontación.

Los textos serán dos, el de nuestra compañera en la asamblea Transmaricabollo, Pablo Pérez “Pandemia securitaria” (podéis leerlo desde https://zur.uy/pandemia-securitaria/) y el artículo de la boliviana María Galindo “Desobediencia, por tu culpa voy a sobrevivir”, que aparece en el libro “Sopa de Wuhan”, p. 119-127 (http://iips.usac.edu.gt/wp-content/uploads/2020/03/Sopa-de-Wuhan-ASPO.pdf)

Nos han llamado la atención también un par de comentarios que transcribimos aquí. Uno de Servando Rocha en su Facebook, el 14 de agosto:

“La conspiración es el refugio del miedo y los cobardes, aquellos que no son capaces de asumir la vulnerabilidad de la vida y las lecciones de la propia historia. Prefieren responsabilizar a fuerzas externas, hilarantes e inalcanzables del peligro, el daño y la fatalidad. Por eso los ultras se sienten tan cómodos entre ellos, porque se alimentan del miedo y, a pesar de basarse en teorías contrarias a la razón y la ciencia, al menos su territorio les es conocido. El fascismo venidero será muy distinto a todo lo conocido y, más temprano que tarde, algún partido derechista y ultra se apuntará a las filas de la conspiración pandémica, como hace unos días apuntaba el amigo Franz Biberkopff. Su programa se basará, sobre todo, en la “libertad”. El primero que lo haga se asegurará una base de simpatizantes que será una confusa mezcla de alucinados, críticos con el sistema, izquierdistas huérfanos, ultraderechistas y los restos del naufragio antidesarrollista. Se sienten seguros en un territorio poblado de conjuras. La conspiración y la conspiranoia reducen la ansiedad e incertidumbre porque los Apocalipsis siempre han sido y son reaccionarios. Lo terrible de estos tiempos en que la conspiración gana adeptos es que el esfuerzo en términos cotidianos es mínimo: asimilan una mascarilla al totalitarismo, se sienten intocables y movidos por una mano casi divina e infalible, ponen en riesgo a los más vulnerables, juegan con una parte de verdad (porque sino la conspiración no tendría tantos seguidores y no resultaría, hasta cierto punto, “razonable”) y son alentados por tipos como Rafapal, un ejemplo de que la enfermedad son ellos, el peor virus, aquel que hace que el odioso sistema policial y represivo sea la única posibilidad actual de cuidar y cuidarnos, lo que supone una desesperanza absoluta para quienes detestamos a la policía y un balón de oxígeno para el mismo estado policial. Cuídense.“

Y de Judith Butler en Viento Sur, del 25 de mayo (https://vientosur.info/judith-butler-el-aislamiento-en-parte-es-una-estrategia-de-control-estatal/):

“A ver, muchos temen que el auto-confinamiento se vuelva norma, que el coronavirus les dé a los estados la oportunidad de despolitizar a sus poblaciones, de negarles el derecho a reunirse y asociarse. El aislamiento, en parte, es una estrategia de control estatal, que expande el poder del estado. Hoy las naciones toman diversas decisiones sobre cómo administrar sus poblaciones, incluso sus vidas y sus muertes. En este sentido, esta situación genera un nuevo paradigma de biopolítica. Hemos visto en algunos países que la crisis de atención médica ha llevado a la suspensión de los derechos al aborto y a la atención médica trans. En Hungría, Viktor Orban se ha autoconcedido poderes extraordinarios. Pero no sólo eso. Allí se han denegado los derechos legales trans, y algo similar está sucediendo en Polonia. Tanto en Perú como en Panamá existe un sistema escalonado para que las mujeres salgan de la casa un día y los hombres otro, y las personas trans han sido arrestadas por salir el día designado para su género legítimamente asumido.”

Esperamos que os reservéis este hueco del domingo 4 de octubre a las 12:30 para vernos y compartir, pantallas mediante, aperitivo y reflexiones; y os dejamos también ya los textos para que podáis ir leyéndolos en estos días. También te dejamos aquí la info para conectarte al encuentro virtual (vía ZOOM):

VERMUT VIRTUAL CON 3PECES3: LA REBELDÍA EN TIEMPOS DE PANDEMIA. Domingo 4 oct 2020 12:30 PM (hora peninsular).
Unirse al encuentro vía Zoom: https://us04web.zoom.us/j/72774450261?pwd=dEpYN2NwN3FMZHNYc3crZ0l3dk9JUT09
ID de reunión: 727 7445 0261. Código de acceso/contraseña: L2RxP8

¡Os esperamos el domingo!

[Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/1010282229401201]