Cada último miércoles de mes… DISOpress es la noticia!

Cada último miércoles de mes Diso Press realiza un acto en 3 Peces 3, donde presenta un vídeo que reúne una selección de las fotos realizadas en ese periodo. Junto al mismo, ponentes nos presentan alguna lucha significativa desarrollada. Tras recibir el mes de julio a las compas de la Traba, en este último acto disfrutamos de 4 ponentes de lujo sobre Palestina.

Manuel Pineda, brigadista de UNADIKUM y escudo humano en Gaza durante la última ofensiva israelí, Héctor Grad, de la Red de Judíos Antisionistas IJAN y activista del movimiento BDS, Manuel Espinar, coordinador en Madrid de Rumbo a Gaza, y Fares Abbu-Dakka, gazatí residente en Madrid pero en contacto directo con familiares y amigos en la franja, fueron los altavoces de la causa palestina ante un público curioso que abarrotaba el centro. “Casi cada 2 años nos movilizamos contra una ofensiva militar en Gaza.

Espero que a partir de este momento nos movilicemos por celebrar cómo vamos a construir una vida en Palestina”. Con estas palabras abría la charla Abu-Dakka, que analizó los 7 años de bloqueo a la Franja de Gaza, un bloqueo que,sample__AMP0695sample__AMP0725 sostiene, “ya existía antes de 2007” pero que “se volvió total después de que Hamás ganara las elecciones en Gaza con un 75% de los votos”.

El gazatí explicó además en qué consiste la resistencia en la Franja de Gaza que, insistió, “no es Hamás, sino el conjunto del pueblo palestino; los niños, mujeres, abuelos y grupos políticos de todos los colores que llevan 66 años luchando contra la ocupación”.

Tanto Abu-Dakka como el brigadista Manuel Pineda, que regresó de Gaza el pasado 11 de agosto, han descrito el estado en que ha quedado la Franja de Gaza tras los 51 días de bombardeos. “Lo han dejado como una alfombra de escombros“, ha dicho Pineda. “Creía que la ofensiva israelí sobre Gaza de 2012 era lo peor que había vivido nunca, ahora me parece una anécdota comparada con ésta”, añade.

Por otro lado, el activista de BDS y miembro de la Asociación de Judíos Antisionistas IJAN, Héctor Grad, hizo un análisis histórico-político del conflicto, en el que destacó “el carácter imperialista del proyecto de creación del estado de Israel” que, asegura, “ desde un principio, trazó un plan estratégico muy claro para separar a la población judía, llevada de todo el mundo, de la población local”. “A diferencia de otros proyectos coloniales que explotaban a la población autóctona, el sionismo optó por la limpieza étnica”, señala Grad. “Su éxito dependía de su fuerza material, de la ocupación territorial, de echar y doblegar a los autóctonos y de la propaganda, por eso en pleno 2014 mantiene un Ministro de Propaganda”, insiste el activista de BDS que además sostiene que “Israel es el sistema más antidemocrático de la región porque sólo es democrático con los judíos, mientras discrimina sistemáticamente a los palestinos de Israel que representan a una quinta parte de su población”.

En este sentido, recordaba Espinar que “Israel es el único país que se funda al mismo tiempo que se crea una agencia de refugiados ad hoc”. “Lo que llamamos Franja de Gaza y las ciudades de las que hablamos, son campos de refugiados asentados desde hace más de 60 años”, añadía Grad.

Los cuatro participantes han expuesto también las distintas campañas nacionales e internacionales de solidaridad con Palestina, haciendo especial hincapié en el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel), movimiento iniciado por el propio pueblo palestino y que “es la misma iniciativa pacífica que permitió a la sociedad internacional acabar con el apartheid en Sudáfrica”, explica Héctor Grad.

Otras de las formas de solidaridad analizadas fueron la propia resistencia del pueblo palestino que, insiste Manuel Pineda, “debemos apoyar sin complejos, como apoyamos la resistencia española de hace 200 años contra la ocupación francesa”, o la iniciativa de Rumbo a Gaza y las ‘Flotillas de la libertad’ que, explicaba Manuel Espinar, ha cambiado su nombre a ‘Open Port’ tras la firma del alto del fuego, y ya no sólo pretende romper el bloqueo sino establecer un tráfico normal entre el futuro puerto de Gaza y otros puertos del Mediterráneo “que permita la libre circulación de personas y mercancías”.

El debate terminaba con un breve análisis del recién acordado alto el fuego que Manuel Pineda ha definido como “un éxito de la heroica resistencia del pueblo palestino” que “Palestina celebra, a pesar de los muertos, porque han conseguido estar más unidos que nunca”.

A este respecto, señalaba Abu-Dakka que Palestina no sólo es Gaza. “Palestina es Gaza y es Cijordania y Palestina es una”, decía el palestino, que quiso recordar también la situación de Cisjordania de la que, dice, “apenas se habla”, pero donde “están igual de mal que en Gaza”.

“Que esta tregua no nos desmovilice”, concluyeron los asistentes, que aseguran van a continúar trabajando para que se respeten los derechos humanos del pueblo palestino.

 

Anuncios